Gratitud

Gratitud

El agradecimiento es la memoria del corazón.

– Lao Tsé

La gratitud no es sólo la mayor de las virtudes. Está emparentada con todas las demás.

– Marco Tulio Cicerón

¿Cómo se define la Gratitud?

La palabra Gratitud  proviene del latín gratia (favor) y de gratus (grato),

La definición de la RAE dice:

GRATITUD.   (Del lat. gratitūdo).

  1. f. Sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera.

Cuando soy una persona agradecida, me doy cuenta de que he recibido un “regalo”, reconozco el valor del “regalo” y aprecio las intenciones del donante. El beneficio puede ser material, emocional o espiritual.  La gratitud es más que un sentimiento. Es actitud, consciencia, reconocimiento, aprecio. Es una virtud. El filósofo Martin Heidegger decía “Denken ist Danken” (pensar es agradecer).

Las investigaciones sobre las  emociones positivas como la gratitud son un campo nuevo en la psicología,  que comenzó a finales de los 90`s.   Uno de los fundadores de este nuevo campo es Martín Seligman de la Universidad de Pennsylvania, junto con los pioneros, Robert Emmons de la Universidad de California y McCullough  de la Universidad de Miami.

Robert Emmons fue invitado en 1998  a dar una plática sobre “Las Fuentes Clásicas de la Fortaleza Humana”: esperanza, sabiduría, amor, espiritualidad, gratitud y humildad. Aunque él deseaba exponer sobre la humildad, el tema ya estaba escogido y le asignaron  GRATITUD. Tras esta presentación, inició una investigación sobre la gratitud junto con Michael McCullough.

Emmons menciona que “gracia”, ”gratis” y “gratitud” van juntos. La “gracia” es un término teológico, entregado inmerecidamente (gratis) que se debe agradecer (gratitud);  y que la gratitud es una de las claves  para la felicidad.

Beneficios de la Gratitud.

De los resultados obtenidos sobres los estudios realizados sobre gratitud, Emmons y McCullough,   han encontrado que sentirse agradecido genera grandes beneficios, así como un efecto multiplicador en otras áreas de nuestra vida, habiendo estudiado a más de mil personas han encontrado que el ser agradecido fortalece el sistema inmunológico, además de una  serie de beneficios psicológicos, sociales y laborales:

  • Ayuda a evitar sentirse solo y aislado.
  • Ayuda a construir vínculos con los demás y mejorar las relaciones sociales.
  • Favorece el incremento de emociones positivas como el optimismo y la felicidad.
  • Ayuda a afrontar el estrés y los eventos traumáticos.
  • Ayuda a enfrentar la adversidad y  adaptarnos a nuevas circunstancias.
  • Genera mayor productividad.
  • Ayuda a mejorar la  calidad del trabajo.
  • Incrementa  la actividad, la energía, y la fluidez.

¿Cómo expresar Gratitud?

La Psicología Positiva sugiere que se puede llevar un  “Diario de Gratitud”,  donde se debe registrar de manera cotidiana algún momento del día,  por el que uno se sienta agradecido.

La gratitud puede se expresada de distintas maneras. El ser humano puede sentirse  agradecido varias  veces durante  del día;  por las grandes o pequeñas cosas que le suceden,  aunque sea encontrar estacionamiento con facilidad,  tener un reconocimiento en el trabajo, recibir un pequeño descuento,  recibir un mensaje de alguien especial,  ver una puesta de sol, por los alimentos,  etc.   También puede expresar gratitud a los otros, no solo por hacerle algún favor, sino tan solo por formar parte de su vida, escucharlo, acompañarlo, o no rechazarlo cuando tiene un mal día o se encuentran de mal humor.

Ser agradecido  no tiene nada que ver con ninguna religión o la creencia en Dios. Se  puede ser  agradecido con el universo,  con la vida, con el mundo, con la  familia, con la pareja, etc. Con momentos específicos o generales. Es tan solo generar esa emoción positiva de agradecimiento.

Dificultades para expresar Gratitud.

Los estudios han encontrado que las personas con depresión presentan mayor dificultad para expresar y reconocer eventos por los cuales sentirse agradecidos;  al igual que las personas que tienen un pensamiento catastrófico y en los cuales está presente la negatividad.  Conductas como la comparación, el victimismo, la insatisfacción, el deseo contaste de desear lo que no se tiene, y el narcisismo,  son actitudes que imposibilitan el ser agradecido y en muchas ocasiones producen sufrimiento e insatisfacción. Desde la perspectiva psicodinámica, hay cuatro motivos inconscientes para la ingratitud: el complejo de inferioridad, la sensación de deuda (por parte del otro), la distorsión neurótica en la mente del beneficiario y la falta de juicio en los motivos del benefactor.

Entonces, ¿cómo puedes iniciar tu  viaje hacia la gratitud hoy? ¡Piensa en lo que te hace sentir agradecido, expresa ese sentimiento, y benefíciate de un estado mental saludable!

Bibliografía

Emmons, R. A. (2007). Thanks!: How Practicing Gratitude Can Make You Happier.

Emmons, R. A. (2008).  Thanks!: How the New Science of Gratitude Can Make You Happier

Tags: ,

No comments yet.

Deja un comentario